NOVEDADES

Matar a un ruiseñor

Publicada en 1960, esta novela de Nelle Harper Lee se convirtió en un éxito inmediato y obtuvo el Premio Pulitzer. Es ya un clásico de la novela norteamericana y la más leída con respecto al tema del racismo, quizá porque en 1962 se rodó una película del mismo título que obtuvo tres Oscar y su personaje central, Atticus Finch, interpretado por el gran Gregory Peck, se erigió prácticamente en modelo de padre y abogado ejemplar.

La historia está ambientada en un lugar imaginario de Alabama, Maycomb -es obvio que se trata del lugar de nacimiento de la autora, Monroeville- y describe unos pocos años de la infancia de Scout Finch, la hija pequeña del viudo Atticus, acompañada en sus peripecias por su hermano Jem y su amigo Dill (¿acaso Truman Capote, amigo de Harper Lee?). Es por tanto una novela de iniciación en la que la protagonista pierde la inocencia al enfrentarse a los problemas del lugar: rmatar a un ruiseñoracismo y clasismo, con el asunto del juicio que el padre de Scout debe afrontar para defender a Tom Robinson, hombre de color acusado de la violación de una joven blanca. No falta el toque de novela “gótica”, con una casa a la que los niños tienen prohibido acercarse, con un personaje fantasmal, “Boo” Radley, cuya personalidad sólo descubrimos al final…

Una maravillosa novela, inolvidable, emocionante e ideal para conocer el ambiente que se respiraba en cualquier lugar del sur de los EE.UU. en los años treinta, momento en el que se sitúa la acción, en plena depresión (escasas referencias a la situación económica hay en la novela, quizás porque la situación de la población negra era tan mala como en época anteriores).

Lo curioso de esta obra es que fue durante mucho tiempo la única novela de Harper Lee; pero en el año 2015 se publicó la que supuestamente había sido su primera obra, Ve y pon un centinela, cuya acción transcurre en los años sesenta; al parecer, los editores le recomendaron que escribiera la historia de la infancia de la protagonista y el resultado fue Matar a un ruiseñor.